Viernes, 09 de mayo del 2008

¡Qué mejor manera de celebrar a mamá que cuidándola y mimándola!

Cuando pienso en mi mamá, me transporto a sus cuidados diarios, a sus esfuerzos, a su entrega sobrehumana y devoción maternal.

Por eso, lo que pueda comprar quedará en segundo plano en relación a lo que por ella pueda hacer ese día: atiéndala como la reina que es.

Para empezar, no deje que toque nada en la cocina: desde el desayuno hasta incluyendo la cena. Deje que descanse todo lo que quiera, que no lave los platos ni haga la lavandería. Llévela de compras y a comer. Haga todo por ella lo que en un día normal ella haría por los demás.

Agregue toques frescos, coloridos y florales por toda la casa; ¡no se olvide de llevarle el desayuno a la cama!

Hablando de desayunos, cuidado con hacerlos grasosos y pesados. Hágale algo fresco, liviano y que le deje con ganas de ir a cenar más tarde.

Los clásicos huevos benedictos — dos huevos, jamón, y una salsa a base de mantequilla — se combinan para llegar al paladar con nutrientes triplicados de carbohidratos, calorías, y tanto como 30 gramos de grasa.

Aún así los panqueques y los disimulados waffles donde detrás de su textura de aire, lleva una barra de mantequilla y más es agregado al cocinarlos.

¡Hagamos que en su día “Lady Mami” se sienta realmente en un Spa!

Para un desayuno-brunch, más liviano elija opciones frescas y de estación.

Por ejemplo, piense hacer estos deliciosos panqueques de ricotta (derecha), que, aunque lucen igual que los demás, al morder son bastante diferentes. Estos panqueques tienen un doble toque de sabores cítricos, ya que llevan desde una media taza de jugo fresco de limón, hasta algo de cáscara rallada fresca de limón.

Como idea aparte, también puede usar lavanda. La lavanda es increíble en la comida, pruébela en los panqueques y también en los pescados de carne blanca.

Volviendo a los panqueques para mamá, use ricotta parcialmente descremada. Esta sustituye a la leche en la mezcla para panqueques y le da un sabor como a cheesecake, al tiempo que le da una textura más crocante por fuera y más liviana y aireada por dentro. También puede usar ricotta descremada, pero los resultados serán los mismos; les faltarán humedad y serán más duros. Como la ricotta parcialmente descremada contiene sólo un poco de grasa, necesitará agregar una cucharada de aceite de canola o vegetal a la sartén cuando los cocine (en lugar de mantequilla).

Para reducir la cantidad de grasa aún más, puede reemplazar el huevo entero por dos claras de huevo, lo cual contribuye a que sean aún más livianos y aireados sin agregar más grasa.

Finalmente, cocínelos con Smart Balance — o aceite vegetal — sobre una superficie que no se adhieran para no tener que agregar mucho aceite. Así saldrán doraditos y crocantitos.

Al servir, hágalos con una salsa de estación como de arándanos azules; ¡un complemento perfecto para el sabor cítrico de los panqueques, y agregue más fresas frescas al plato, si prefiere. Puede reemplazar la salsa de arándanos por la de fresas frescas. O bien almíbar de arce. Sirva con Mimosa (champán y jugo de naranjas).

Associated Press contribuyó con esta nota.

Panqueques de ‘ricotta’ y limón

Sirve 5 personas

  • 1 taza harina
  • 2 cdas. azúcar
  • 2 cdta. polvo hornear
  • 1/2 cdta. bicarbonato soda
  • 1/4 cdta. sal
  • 1 taza ‘ricotta’ descremado
  • 1 huevo grande
  • 2 claras de huevo
  • 1/2 taza jugo limón fresco
  • 2 cdtas. cáscara limón
  • 1 cda. aceite canola, además 1 cdta. (dividido)

Precaliente el horno 200 grados F.

En un bol, mezcle todos los ingredientes secos.

En otro bol, mezcle los ingrendientes húmedos incluido la cda. de aceite. Use una espátula de goma para mezclar los ingredientes secos con los húmedos.

Use la 1/2 cdta. de aceite en la sartén sobre fuego medio-bajo.

Usando una taza de medida de 1/4, vierta la mezcla de panqueque sobre la sartén ya caliente.

Cocínelos hasta que estén dorados de un lado y comiéncen a asentarse, unos 2 minutos más. Deles vuelta y páselos a una bandeja de horneado y colóquelos en el horno caliente. Cocine el resto de los panqueques.

Salsa fácil de arándanos

  • 1 cda. jugo de limón
  • 2 cdtas. almidón de maíz
  • 2 tazas arándanos azules (frescos o congelados)
  • 1/3 taza azúcar
  • 2 cdas. agua
  • 1/4 cdta. sal

En un bol combine el limón y el almidón. Coloque a un lado. En una olla, combine los arándanos con el resto de los ingredientes. Haga hervir sobre fuego alto. Baje el fuego. Agregue mezcla de almidón. Deje cocinar a fuego lento. Tiempo total: 10 minutos.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.