Viernes, 02 de mayo del 2008

El estado de Puebla, al levantar de tequilas y al cantar de mariachis, celebra con jolgorio la victoria sobre los franceses.

Tanto se celebra este día, que muchos confunden el Cinco de Mayo con la misma fecha de la Independencia.

En los tiempos prehispánicos, Moctezuma II, emperador de México-Tenochitlan, elegía cada día de una variedad de 300 platos: aves, frutas tropicales, helados hechos usando nieve de los volcanes, y pescado fresco acarreado por corredores desde el Golfo de México.

Para los Aztecas, el maíz era el núcleo de tanto los rituales como la vida diaria.

Con la llegada de los españoles, se incorporaron a los ingredientes indígenas el puerco, la carne roja, el pollo, las uvas, aceitunas, y una variedad de especias como el comino, la canela y los clavos de olor.

Gradualmente, el mestizo incorporó la cocina barroca o la llamada cocina fusionada.

México tiene una variedad de cocinas regionales, y como país extenso que es, disfruta de diversos climas y tipos de suelos para cultivar tipos distintos de vegetales y frutos.

La cocina de Puebla es un paso aparte de la evolución de la corriente principal de la gastronomía mexicana.

Muchos historiadores sostienen que la cocina de Puebla es la madre de la cocina mexicana. Esto se debe a que el mole poblano le da el alma y carácter a muchos platos.

Esta cocina fue creada en el siglo XIX mezclando unos ajíes con carne molida, almendras, pasas de uvas — que en ocasión eran otras frutas secas — y piñones.

Los vegetales rellenos se espolvoreaban con perejil picado, se cubrían con nueces cremosas y luego se horneaban.

Este plato que contrastaba lo dulce con lo salado, lo picante con lo amargo, y reflejaba las filosofías culinarias aztecas, españolas, árabes y orientales por la mezcla de la población y cómo sus herencias gastronómicas se entrelazaban para crear una sensación totalmente nueva.

Los platos de mole poblano (una mezcla densa, oscura de chili y chocolate oscuro amargo) y una cantidad de dulces figuran abundantemente en la cocina de Puebla.

La cocina mexicana en general es natural, llena de sabor, colores, y siempre está basada en los productos de estación y en los productos frescos.

A los cocineros mexicanos les gusta que estos elementos siempre estén presentes en sus presentaciones culinarias.

Compitiendo con el tequila, los mexicanos presentan en la mesa al brandy, aunque el tequila — derivado del agave azul — es considerado en la actualidad una bebida destilada sofisticada llegando a debatirse con el Scotch, y el Cognac.

La auténtica comida mexicana no debe confundirse nunca con la comida norteña de los Estados Unidos con estilo mexicano, de estilo rápido.

La rica herencia de tanto los aztecas y los mayas es fácilmente palpable en los ricos sabores.

Las influencias españolas a la par de los que se asentaron en América desde el siglo XVI han jugado un papel muy importante en crear una cocina única que merece que se le explore todos los ángulos de una buena gastronomía.

Tapas para celebrar el Cinco de Mayo

Salsa cruda

  • 1 cda. ajo picado
  • 4 tomates grandes
  • 2 ramillos de cilantro picado
  • 2 cebollas grandes
  • 1-2 ajíes verdes pequeños
  • 2-3 (o a gusto) ajíes jalapeño
  • 1/2 cdta. orégano seco
  • sal y pimienta a gusto

Si usa un procesador de alimentos, coloque un tomate y el ajo juntos para hacer un puré. Agregue los demás ingredientes y procese en picado desparejo.

Si no usara un procesador, pique todos los ingredientes juntos y mézclelos.

Sirva con sus ‘chips’ favoritos.

Guacamole ganador

  • 3 avocados medianos
  • 1 cebolla pequeña picada
  • 4 dientes ajos picados o pisados
  • 1 tomate mediano, cortados pequeños
  • 3 cda. jugo fresco de limón
  • 1 jalapeño pequeño sin semillas
  • Perejil fresco picado (opcional)
  • sal y pimienta a gusto

Coloque todos los ingredientes juntos en un procesador de alimentos y pique desparejo.

O bien, haga un puré con el avocado, pique fino el ajo y la cebolla, el tomate y mezcle el resto de los ingredientes.

Mojito Margarita

  • 1 1/2 oz. Commemorativo Tequila
  • 1/2 oz. Grand Marnier
  • ‘Sweet & Sour Mix’
  • Un poco de jugo de naranjas
  • Un poco de jugo de arándanos
  • Sal gruesa para los bordes de los vasos (opcional)

(Los vasos deben estar fríos)

Coloque los vasos en sal gruesa para que tengan los bordes con sal (opcional). Llene una coctelera con hielo, tequila, Grand Marnier, la mezcla ‘sweet & sour’ y los jugos.

Bata bien y sirva.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.