Viernes, 4 de enero del 2008

Las celebraciones del AIP intentan generar un nuevo entendimiento en la gente sobre la importante función de la papa y de la agricultura en general.

También servirá para afrontar cuestiones de interés mundial como la malnutrición, la pobreza y los peligros que corre el medio ambiente.

¡Se prevé que en los próximos 20 años la población mundial aumente en un promedio de 100 millones de personas al año! Y más del 95 por ciento de este aumento se daría en los países en desarrollo, donde ya se ejerce una intensa presión sobre la tierra y el agua.

Claro está que el mundo afronta un desafío decisivo: garantizar la seguridad alimentaria a las generaciones presentes y futuras, a la vez que se protejan los recursos naturales básicos de los que el mundo depende. Y aquí es donde entra la papa.

Ya que esta formará una parte muy importante de las actividades dirigidas a afrontar estos desafíos de la población y del planeta.

La papa se comenzó a consumir en los Andes desde hace unos 8.000 años. De allí fue llevada a Europa por los españoles y se propagó con rapidez por todo el mundo. El sector productor de la papa atraviesa grandes cambios: Asia y Europa fueron las principales productoras del mundo en el 2006 suministrando el 80 por ciento de la producción mundial. Si bien en Africa y Latinoamérica las cosechas fueron de un volumen menor, la producción fue muy buena; y Norteamérica fue el primer productor del continente. Existen 7.500 variedades de papas en el mundo, 1.950 de ellas son silvestres.

La razón por la cual las Naciones Unidas está mirando a la papa como un alimento del futuro es porque se cree que debería ser un importante elemento destinado a proporcionar nutrición a los que pasan hambre. Es adecuada para producirse donde la tierra es limitada y la mano de obra abunda. La papa produce un alimento más nutritivo a corto plazo, con menos tierra y en climas más difíciles que cualquier otro cultivo. Lo destacado también de este humilde tubérculo es que un 85 por ciento de la planta de la papa es comestible, en comparación con el 50 por ciento en el caso de los cereales.

Sin embargo, lo que muchos confrontan es la creencia que las papas engordan. Son una excelente fuente de energía. También, tienen el contenido más elevado de proteínas de la familia de tubérculos, y sus proteínas son de una calidad razonablemente buena, ya que sus aminoácidos corresponden a las necesidades de las personas. Además, tienen una cantidad abundante de vitamina C: una papa mediana contiene cerca de la mitad de la ingesta diaria recomendada, y contienen una quinta parte del valor recomendado diario de potasio. Mi recomendación es que consuma la papa con su cáscara, que es donde reside su mayor cantidad de elementos nutricionales, y además es deliciosa.

Factores interesantes:

- Las partes verdes de la cáscara y las hojas de la planta contienen una sustancia tóxica, si bien es muy raro el envenenamiento por papas, es necesario eliminar las partes verdes y pelar las papas antes de cocinarlas.

- China es el principal productor mundial de papas, seguido de Rusia y la India.

El 18 de octubre del 2007, se inauguró el AIP 2008 en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, en Nueva York. La inauguración oficial se celebró al mismo tiempo que el Día Mundial de la Alimentación 2007, cuyo lema fue “Derecho a la Alimentación”.

Para recetas, visite potatogoodness.com.

Pan irlandés de papas

El ‘Boxty’ es prácticamente un plato nacional en Irlanda. Se puede servir como panqueque de papas, ‘dumplings’ o como aquí, un pan de campo crujiente.

  • 2 papas tipo Russet de 3/4 libra cada una
  • 1 huevo
  • 1 clara de huevo
  • 1/3 taza de aceite canola, más extra para aceitar el molde para tarta
  • 3/4 taza leche descremada
  • 2 cdas. cebollines cortaditos chiquito
  • 1/2 cdta. de semillas de alcaravea
  • 3 1/4 taza de harina, más extra para amasar
  • 1 1/2 cdas. polvo hornear
  • 1 cdta. sal tipo Kosher o marina

Ponga una pulgada de agua a hervir en una olla de hacer vegetales al vapor, o coloque un colador dentro del agua hirviendo.

Pele una papa y córtela en ocho pedacitos. Colóquela a cocinar hasta que esté tierna al toque de un cuchillo. Machaque con un tenedor. Coloque aparte.

Precaliente el horno a 375 grados F. Aceite un molde para tarta. Pele la otra papa y rállela a través de los huecos grandes del rallador. Exprima el exceso de agua y agréguela a la otra papa. Añada el huevo, clara, cebollines y alcaravea hasta que todo esté cremoso. Añada los ingredientes secos. Coloque sobre la mesada y amase por 1 minuto. Añada harina si es necesario — sin excederse para no endurecer la masa. Forme una bola. Haga una X en medio de la masa.

Hornee hasta que el pan se dore (unos 55 minutos). Deje enfriar alrededor de 1 hora antes de servir.

Rinde 16 rebanadas.

Cortesía de United States Potato Board.

One Response to “2008: La papa es la estrella mundial de la cocina”

  1. Evelyn dice:

    Me gsutò esta pa`gina , me pareciò correcta,bien escrita ,redactada y con buena receta. Sigan asì.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.