Viernes, 2 de marzo del 2007

A pesar del desgano y la renuencia cultural de pasar más de media hora en la cocina preparando la cena, la tendencia moderna en aumento es invertir más tiempo y dinero en cocinar comida gourmet para las mascotas.

Si de algo se trata, es de rechazar comerciales sobre comida para mascotas y cocinarles como a personas. Y es una tendencia que ha ido en aumento, desde libros de cocina, consultorías, pastelerías especiales para perros, sitios web, y hasta columnas especiales dedicadas en revistas nacionales.

Hasta los editores de revistas culinarias como Every Day with Rachael Ray han descubierto que no sólo el cuidado del paladar de la gente sino de sus compañeros domésticos se ha tornado muy popular. Por esa razón, han incluido una sección especial en su publicación para sus mascotas.

Algunos dueños de mascotas creen firmemente que la comida casera es mucho mejor que la comida comercial. La dieta llega a ser tan variada que va desde huesos, carne y pollo organicos, arroz integral, pescado, queso de cabra, y en verano se incluye una variedad más amplia de vegetales. Entre los bocadillos se permiten las nueces, el queso tipo cottage, y el yogur orgánico.

Otros, incluyen el menú de Fido dentro del menú general y prefieren cocinar dos veces a la semana. Sin embargo, además del tiempo extra que lleva es el costo para el bolsillo que se estima en unos 100 dólares contra 1 dólar por libra de la comida comercial.

Aunque la comida embolsada está disponible en una variedad tan amplia que puede presentarse como un confuso laberinto de opciones, cocinar para sus mascotas sin tener todo el conocimiento nutricional de lo que necesitan puede no ser la solución al problema.

“Muy poca gente cocina algo completo (para sus mascotas)”, dijo Joseph Wakshlag, veterinario de Cornell University. “Hacen algo altamente digerible y (que) disfruten”.

Parte del problema es la falta de consistencia, información y patrones nutricionales en comida para mascotas. Varias son las organizaciones, tanto privadas como estatales, que supervisan la comida para animales, pero como las regulaciones nutricionales son voluntarias, estas pueden variar de un estado a otro. Como resultado, muchas personas confían en lo que ven en televisión, la Internet e intermitentes visitas al veterinario.

Según Rebecca Remillard, veterinaria nutricionista de Trufts University’s Angel Animal Medical Center en Boston, aunque los perros son carnívoros y carroñeros por naturaleza, duplicar el perfil nutricional de las comidas comerciales es complicado. Y una dieta incompleta puede llegar a ser un desequilibrio en la salud de su mascota, como deficiencia de calcio que lleva años en ser detectada, cuyos requirimientos diarios son muchos más estrictos que los de una persona.

Remillard dice que los dueños de perros deben asegurarse que éstos reciban una dieta pletórica en proteína, granos, grasa, vitaminas y minerales, previa consulta con su médico veterinario nutricionista.

El Palm Beach y Associated Press contribuyeron para esta nota.

Cocinando para sus mascotas

Paté de pollo, zanahorias y batatas (para perros y dueños)

Sirve 4

  • 4 tazas, caldo de pollo sin sal
  • 1 taza de sidra de manzana
  • 4 granos de pimienta, 2 clavos de olor, 1 hoja de laurel
  • 3, 6-onzas de pechugas de pollo sin piel, cortadas en 1 1/2 pulgada
  • 3 muslos de pollo, sin piel, cortados en 1 1/2 pulgada
  • 2 batatas, peladas, cortadas en pedazos 1 1/2 pulgadas
  • 1 libra de zanahorias baby
  • Pizca de sal
  • Perejil (guarnición, para personas)

Combine el caldo, la sidra, pimienta, clavos de olor y laurel. Cubra y deje hervir. Baje el fuego, agregue el pollo, las batatas y zanahorias. Deje cocinar a fuego lento hasta que todo esté cocido, unos 20 minutos. Saque la pimienta, el laurel y los clavos de olor del caldo. Sazone con sal. Deje enfriar antes de servir a sus mascotas. Para las personas, adorne con perejil picado fresco y sirva con pan integral caliente (o tostado).

Receta adaptada de la revista Every Day with Rachael Ray, febrero del 2007.

Pollo al pimentón (para gatos y dueños)

Sirve 4 personas con 2 -3 gatos

  • 1 cdta. de aceite de maíz
  • Pizca de sal
  • 2 cdas. de pimentón dulce
  • 1 taza de agua caliente
  • 3 libras de pollo, sin piel, hueso y cortado en pedacitos
  • 1 zanahoria picada fina
  • 2 papas medianas, cortadas en cubitos
  • 1/2 taza de caldo de pollo sin sal
  • 2 tomates picados
  • 1 ají morrón rojo, picado fino, 1 ají morrón verde, picado fino
  • Perejil fresco, para guarnición
  • Extras para felinos: 1/4 taza de arroz cocido
  • 1/2 cdta. de levadura de cerveza
  • 1/2 cdta. de harina de huesos (bone meal)

En una olla, caliente el aceite y agregue la sal, el pimentón y 1/2 taza de agua caliente. Cubra, deje hervir y cocine por 10 minutos. Agregue el pollo y el resto del agua, la zanahoria, las papas y el caldo. Retorne al hervor y cocine por otros 10 minutos. Agregue los tomates y los morrones. Mezcle bien y deje cocinar por otros 10 minutos. Para las personas, use el perejil. Para los mininos, corte el pollo en pedacitos, mezcle con el arroz, la levadura y harina de huesos. Sirva a temperatura ambiente.

Receta adaptada de Patti Delmonte Real Food for Cats, Storey Publishing, 2001.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.