Es el mes de la nutrición y con ello en mente, la intención de esta columna es poner luz sobre los diferentes elementos endulzantes y tipos de azúcar disponibles.

¿Cuántos sabemos las diferencias y sus nombres genéricos y no de marca? Aquí entenderá la diferencia sin tener un título en química.

Stevia:

Un compuesto derivado de la familia de la lechuga, calendula y achicoria.

Stevia ha sido usada desde los tiempos precolombinos sin efectos malignos. Según investigadores, Stevia es segura para el consumo del hombre y los animales.

¿Es Stevia segura? Los resultados y opiniones son controversiales y no llegan a un acuerdo unánime. Stevia, según resultados de estudios, claman ser segura. Sin embargo, según el Food and Drug Administration, es un “aditivo alimenticio que no es seguro” afirmando que causa ataques cerebrales.

¿Anticonceptivo? Dos estudios muestran que Stevia tiene efecto contraceptivo. Sin embargo, otros estudios no hallaron efectos de este tipo. Por las dudas, evite su consumo si estuviera embarazada o planeando estarlo.

¿Puede cocinar con ella? No, ya que no se disuelve como el azúcar y no tiene la misma estructura molecular que ésta por lo que no se carameliza al cocinar.

Tampoco es fermentable —buena para los que sufren de Candida. Sin embargo, Stevia se disuelve bien a altas temperatures a diferencia de la sacarina y el aspartame (Equal).

Stevia es 300 veces más dulce que el azúcar y se recomienda para diabéticos ya que no afecta los niveles de azúcar de la sangre.

Azúcar de alcohol:

Contrario a su nombre, los azúcares de alcohol no contienen ni azúcar ni alcohol. Simplemente se llaman así por su parecido a ambos y son un carbohidrato que contienen menos azúcar que la común.

Los azúcares de alcohol más frecuentes en las etiquetas de los alimentos son Sorbitol, Manitol, Maltitol, Xylitol, Isomalt y Lactitol. Muchos médicos, y de hecho, las mismas etiquetas contienen este endulzante artificial, recomiendan su uso con precaución porque pueden causar dolores de cabeza, de estómago y diarrea.

Los endulzantes se crearon para reducir el consumo de calorías.

A mediados de los años 70, la celebración se nubló con estudios que conectaban los endulzantes artificiales con el cáncer. Los aprobados por la FDA son la sacarina (conocida por Low, Sweet Twin, Sweet’N Low, y Necta Sweet) y la sucralosa.

Aspartame:

Más conocido por Nutrasweet, Equal, y Sugar Twin, sirve para cocinar y reducir el consumo de calorías.

Hallado con frecuencia en chicles, gelatinas, budines y gaseosas. Este es 200 de 200 veces mas dulce que el azúcar y contiene el peligroso phenylalanine.

Aunque aprobado por la FDA a fines de los 90, el Dr. H.J. Roberts reportó mareos, dolores de cabeza, vómitos, fibromalgia, ansiedad, depression, lupus y otros problemas de salud además de varios tipos de canceres en el 80 por ciento de los casos.

En el 2002, la FDA aprobó un nuevo tipo de aspartame —neotame, pero sin phenylalanine.
Neotame no es muy conocido, estudios hechos con respecto a éste no han sido concluyentes.
Acesulfame, o Ace-K o Sunett, se usa en general para preservar dulces y para endulzar. Tambien 200 veces más dulce que el azucar.

Aunque aprobado por la FDA, resultados finales de sus efectos no han sido conclusos.

Sin embargo, el acesulfame contiene el cancerígeno methylene chloride que puede producir no sólo cáncer sino lo citado más arriba.

Sucralosa:

es el endulznate más nuevo y un derivado del azúcar. Se vende como Splenda y es usado ampliamente para comidas para diabéticos incluyendo pasteles. La FDA halló que era segura para el consumo humano.

La sucralosa es 600 veces más dulce que el azúcar lo que lo compone de calorías a diferencia de los demás endulzantes. Los principales ingredientes de ésta son la dextrosa y el maltodextrin —crucial para los diabéticos.

Aunque la FDA concluyó que era segura, el sitio web de Splenda recuerda a sus consumidores que no es natural. La sucralosa es tratada con clorine —considerado un cancerígeno y usado en gases venenosos, desinfectantes, insecticidas y plásticos, pero no se han hallado resultados conclusos debido a la falta de investigaciones completas en seres humanos.

¡Azúcar!

El azúcar esta compuesta de sucrosa, un derivado natural de frutas y vegetales. Ahora, sin importar qué azúcar es —morena, orgánica, natural o refinada— esta es procesada de igual forma por el cuerpo transformándola en glucosa para energía.

El azúcar morena es cristales de azúcar en almíbar de melaza menos procesada que la blanca. El azúcar morena prensada se usa para obtener la cantidad exacta en las recetas. No es diferente a la light u oscura.
El otro azúcar común y usado mucho en pastelería es la impalpable: azúcar blanca, molida bien fina y tamizada con un 3 por ciento de almidón para unir elementos.

Fuentes: Webmd.com, medicinet.net, cooking withstevia.com, crystalsugar.com

Tags: , ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.