Hemos escuchado muchas veces decir que ‘todo es energia’. Nada está inerte. Ni siquiera una piedra, aunque parezca lo contrario, esta llena de vida.
En la actualidad, muchos caen en el comer inconciente o comer sin conciencia, o comer sin estar presentes de lo que ingieren. Como ser, colocarse frente al televisor y comer sin saber si quiera qué se come.
No se tiene conciencia de lo que se está ingiriendo, de la danza energética que se produce entre los alimentos y el cuerpo, o de la explosión alquímica interior.

Todo acto tiene una consecuencia. Lo mismo al comer. Todo alimento genera un efecto.
Muchos en estos tiempos de alineación energética, han comenzado a hacer cambios en su alimentación, o una dieta mas alineada energéticamente con la Fuente.
No se necesita ser mago para comenzar por una real transformación en la vida personal de uno.

Por ello, abra la heladera, haga una lista de alimentos verdes, frescos, naturales y los que no lo son. Fijese que consume a diario. Si no se acuerda, es ya una bandera roja donde necesita presencia o conciencia.
Para transformar el ser, se necesita un cambio interior y un cambio de vida. La transformación del ser va acompañada de una transformación en los alimentos que ingiere. Eso elevará o disminuirá el campo energético del cuerpo.

Los alimentos son la conexión con la Madre Tierra, fuente primaria de energía. Si se consumen alimentos procesados, no existe energía pura, o prana. Sólo se desvasta la energía esencial de uno. De ahi se originan muchos males.
La transformación energética comienza entonces por los alimentos, que luego se transforman en la fuente de energía y vibración elevada de sanación del cuerpo.
Por ello, la clave está en purificar la lista de alimentos que se ingieren para generar una alineacion vibratoria más directa con la Fuente Universal Cósmica.

Tags: , ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.