La primavera está a la vuelta de la esquina y las flores ya compenaron a florecer.

Es sabido que los platos comienzan por la vista. Luego, por el sentido gustativo.

Por ello, una gran ayuda para decorar simple y visualmente sus platos diarios es con flores salvajes comestibles que seguramente crecerán sin esfuerzo en el jardín que tal vez no sepa que tenga su casa.

Las flores comestibles son unos de los elementos más que le brinda la naturaleza para agregar un toque delicioso y sofisticado a sus platos, desde ensaladas, arroces perfumados como el basmati, en sopas, carnes blancas y postres.
No las acompañaría con ningún plato fuerte como de carnes rojas o de cordero.

Las flores comestibles silvestres se encuentran en el rango de lo más saludable de la dieta de uno.

Entre mis favoritas se encuentran el diente de león, el algodoncillo, la begonia, la caléndula, las rosas y el jazmín —ideales para hacer té.

Los tailandeses tienen la costumbre de decorar sus platos con orquídeas comestibles para limpiar el paladar.
Se hallan fácilmente en tiendas de alimentos como Whole Foods.

¿Por qué este regalo de la naturalza puede hacer que la gente siga de largo al buscar algo con que decorar sus platos y guarniciones?

Tal vez una de las mayores preocupaciones y cuestionamientos a la hora de ponerse una flor en la boca es si es perjudicial.

Obviamente que no irá a elegir lo que sea que le crezca en el jardín y ponerlo en su plato.

Instrúyase primero.

El diente de león es conocido con el apodo de una “farmacia ambulante” por sus altas propiedades curativas.

Entre ellas, tiene un alto de potasio y es una de las preferidas para desintoxicar el cuerpo.

Tanto las hojas como las raíces están consideradas como un diurético excelente, limpiador de la sangre y un tónico único que ayuda a desintoxicar el hígado y la vesícula.

Para un bienestar general, consumo esta hierba de tanto en tanto como limpiador.

En lo energético, conocidas son por ejemplo las Flores de Bach creadas y basadas en las propiedades de las flores.

La caléndula, por ejemplo, ayuda a una mejor comunicación y ayuda a tener más claridad y compasión para resolver conflictos.

El algodoncillo ayuda al crecimiento espiritual, balancear temas emocionales y a la apertura de conciencia. Además, son unas de las flores preferidas de las mariposas monarcas.

Nota: La información presentada aquí no está evaluada por la FDA y su intención no es curar enfermedades ni diagnosticar. Tenga en cuenta que con su consumo los resultados pueden variar de una persona a otra. Para cualquier duda, consulte con su médico de cabecera.

Mermelada de rosas

Ingredientes:

Rinde 1 taza

  • Pétalos de 6 rosas
  • 3 tazas de agua mineral (o agua de rosas)
  • 1 1/2 taza de azúcar (máximo dos)
  • Jugo fresco de 1 limón
  • 3 onzas de pectin de frutas

Separe los pétalos de las rosas. Enjuáguelos.

En una licuadora —en pulso— o moledora de vegetales, haga que los pétalos se rompan en pedacitos. Evite que se haga un puré. En una ollita coloque el agua y al hacer burbujitas, agregue de a poco el azúcar. Agregue el jugo del limón.
Revuelva hasta que todo se derrita y se haya formado un almíbar.

Agregue en forma de lluvia el pectin de frutas. (El pectin de frutas hace que le dé más cuerpo a la mermelada). Deje que se disuelva bien, revolviendo constantemente.

Una vez que haya logrado un buen almíbar, agregue los pedacitos de rosas.

Cocine a fuego medio revolviendo cada tanto.

Cocine hasta que la mermelada libere aroma y la consistencia se haya unido más. Estará lista cuando se mantenga uniforme en una cuchara —unos 15 minutos.

Sirva en tostadas, medialunas o a la hora del té con scones calentitos y mantequilla.

Tags: , , , ,

One Response to “Decore sus platos con flores comestibles”

  1. Pablo dice:

    Estimada Fernanda;
    Leí atentamente la nota y y quisiera compartir el estimulo que me ha causado. No puedo dejar de imaginarme esas flores salvajes y coloridas servidas sobre el cuerpo de una bonita mujer a modo de fuente.
    Como debería acompañar y regar, semejante banquete. A ud, que le parece?
    Saludos cordiales,
    Pablo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.