Los jueves por la noche es un momento de relajación por la sencilla razón de que llega el viernes, mi día favorito de la semana. Inspirado en creatividad y tranquilidad, regido por Venus y la diosa Afrodita, lo hacen el día por excelencia del amor y la sensualidad.

Luego de una semana activa, los viernes por la noche me inspiran a la cocina y la creación de nuevos platos.

Los domingos, por ejemplo, son los días en que la cocina cambia de color y energía con platos rápidos listos para el trajín de la semana.

Los viernes son días para mí de horneado de pasteles, pan, pasta y cocina para el alma.

El jueves comienza la acción, colocando a marinar lo que desee cocinar al día siguiente. Si son pasteles, el mismo día.

Pero con el delicioso invierno que ha abrazado a la Florida, algo más comfortante es lo que elegiría para mi menú de
finales de semana.

Marinar toda la noche es unos de mis favoritos.

Además de simplificar el proceso del día siguiente, hace que lo que marine se llene de sabor y mejore su textura.

El uso de la cerveza en las recetas es muy conocido, ya que ablanda y suaviza la carne con el marinado.

Por otro lado, investigadores recientemente dijeron que la cerveza es buena para los huesos; ayudaría a mantenerlos fuertes.

La cerveza también es conocida por renovar el cabello y aclarar el rubio natural, además de devolverle en general su brillo y elasticidad.

Si su cabello es rizado, le ayudará a dominar la humedad.

Aunque no lo crea, según expertos de belleza, también ayuda a rizar las pestañas. ¿Cómo se hace? Agarre un hisopo y embébalo de cerveza. Páselo por las pestañas, déjelo que se seque bien antes de colocarse maquillaje.

Tenga mucho cuidado que la cerveza no le entre en los ojos.

Además de rizar las pestañas, riza el cabello y lo deja como si hubiera usado mousse. Para ello, mezcle cerveza, aceite de oliva y unas gotitas de esencia de romero y lavanda.

Si se preocupa por que le quede olor a alcohol, no es el caso de la cerveza, ya que se evapora.

Hablando de cocina, para el pollo a la cerveza, podrá elegir opciones.

Lo puede hacer tanto a la parrilla como en guiso (ver foto de portada), el cual es cocinado con los jugos de la marinada.

El guiso del pollo acompáñelo con arroz, del tipo que desee, y el pollo a la parrilla con vegetales rostizados. Acompañe con cerveza.

Pollo a la cerveza

Ingredientes:

Sirve 6

  • 1 pollo mediano (unas tres libras, descuartizado o cuartos, o bien entero si lo hará a la parrilla)
  • 1/2 lima cortada por la mitad
  • 1 botella 12 onzas de cerveza tipo Lager
  • 1 cda. de mostaza (yo prefiero la Dijon)
  • 1 cdta de pimentón en polvo
  • 4 dientes de ajo (aplastados, para más sabor)
  • 2 cebolla en rodajas
  • Orégano seco, a gusto
  • Romero, en polvo o fresco previamente seco, a gusto
  • Perejil fresco picado (opcional)
  • 2 tomates cortados en trozos
  • Sal y pimienta, a gusto
  • 3 cdas. de aceite de oliva

Seque los cuartos del pollo con papel toalla.

Exprima con las manos la lima y escúrralo por todo el pollo.

En un bol aparte mezcle la cerveza, con la mostaza, el pimentón, 1 taza de cebolla, el orégano, el romero y sazone con sal y pimienta. Agregue el pollo. Cubra con plástico. Deje marinar en la heladera toda la noche. Al día siguiente precaliente el horno a 350º F (o la parrilla si fuera el caso) y una sartén a fuego medio-alto. Saltee el ajo y la cebolla en una cucharada de aceite de oliva —sólo hasta que estén transparentes.

Agregue el pollo con la piel hacia abajo y saltéelo hasta que adquiera color de ambos lados. Luego agregue el tomate y coloque en una olla de hierro fundido con los líquidos de la marinada.

Coloque en el horno y finalice cocinándolo unos 10-15 minutos.

Para la parrilla, use los jugos de la marinada para darle pinceladas al pollo. Cocine hasta que esté bien dorado y la carne no largue jugos.

Tags: , , ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.