Los 29 de cada mes se celebra en Buenos Aires el día de los gnocchi.

En mi casa se celebraba casi todos los domingos y se hacían caseros.

Los gnocchi son un elemento básico de la cocina italiana.

Aunque no lo crea, gnocco (gnocchi es el uso en plural) se usa para referirse a alguien estúpido, tanto en Italia como en Argentina, obviamente debido a la alta inmigración italiana en el país.

Los gnocchi están muy lejos de ser un plato estúpido.

Estos trocitos de papa son unas de las preparaciones más antiguas en la historia culinaria italiana.

Según libros de cocina del 1300 ya se veían recetas de gnocchi donde especificaban con gran simpleza cómo hacerlos.

Tales gnocchi toscanos me recuerdan mucho a la receta de familia que mi madre comparte con los demás hace años, la cual encontrarán en este artículo.

Como los gnocchi no necesitan ningún tipo de técnica especial —son simplemente una masa hecha de papa— tal vez podríamos conjeturar que datan aún antes que la pasta.

Sin embargo, existe una relación muy grande entre éstos y la pasta.

Por ejemplo, los orechiette son hechos partiendo de la masa tradicional de pasta haciéndoles forma de orejita.

Los troffie también lo son, su forma se asemeja a una judía y se los forma alrededor de un palito para enroscarlos y darle la forma apropiada.

A pesar de lo mucho que se opina sobre los gnocchi de papa, este plato tradicional italiano es muy fácil de preparar.

La clave está en la papa que use.

De no ser la correcta, se le arruinará la masa por completo sin importar lo que haga para mejorarla.

Mi madre se hizo famosa, entre otras cosas, por los gnocchi magníficos que hacía —y aquí hallará su receta exclusiva.

Sin embargo, un día la papa que le tocó no era buena y la masa se tornó en algo acuoso y pegajoso, imposible de usar. Resultado: terminó en la basura.

Los gnocchi deben tener el menor contenido de agua posible y alto contenido de almidón mezclada con un buen balance de harina.

El agregar huevo a la masa no siempre es necesario. El propósito de éste es unir de forma uniforme todos los elementos utilizados en la masa.

Con respecto a la salsa, puede usar su favorita— ya sea de tomates, bolognese, o simplemente con aceite de oliva y queso rallado encima.

Pero la mejor pareja a mi parecer la forma con pesto o bien mantequilla y salvia.

Mi combinación favorita es con pesto o sólo con un poco de aceite de oliva y queso fresco rallado encima.

El tema es que no importa cómo lo acompañe, el detalle que destacará el plato estará en el queso. Por esa razón, no escatime y use queso fresco Parmigiano.

Otra clave a tener en cuenta es no trabajar mucho la masa ni agregarle demasiado harina.

La razón por la cual las papas deben ser cocinadas con su piel es para evitar que absorban demasiado agua.

Por ello, tampoco debe pelarlas bajo el agua.

Elija papas sanas, es decir sin marcas verdes, gajos creciendo, ni manchas.

La masa de los gnocchi no durará mucho tiempo.

Por esa razón, el día que decida hacerlos, córteles, déles forma y cocínelos.

Si deja la masa para el día siguiente no la podrá usar. Sin embargo, una vez que formó los gnocchi, los puede congelar en un contenedor sellado espolvoreados.

Al cocinarlos, no espere que se descongelen, échelos directamente en el agua hirviendo y cocine normalmente.

También aguantan un buen rato cortaditos y cubiertos con harina.

‘Gnocchi’ de papa

Ingredientes:

Sirve 8

  • 2 libras papas negras
  • 15 onzas harina común
  • 1 huevo
  • 1 cda. mantequilla
  • 1/2 cdta. nuez moscada
  • Sal y pimienta a gusto
  • 8 cdas. queso Parmigiano rallado, extra para servir

Cocine las papas con la cáscara. Una vez cocidas, deje enfriar y pélelas con la mano. Pise las papas.
Agregue harina ya mezclada con la sal, pimienta, nuez moscada y el queso rallado. Arme una masa pero no la amase. Colóquela sobre una superficie con harina. Déjela descansar por unos 45 minutos.
Córtela en tiritas y luego en pedazos. Pase los pedacitos por un tenedor para darles forma. Hierba agua con sal y eche los ‘gnocchi’. Cocine 5 minutos.
Sirva con su salsa favorita y queso.

‘Gnocchi’ a la romana

Ingredientes:

Sirve 8

  • 3 1/4 tazas de harina
  • 2 huevos
  • 1,5 libra ricotta, escurrida
  • 1/2 taza de queso Parmigiano, más extra
  • Sal y pimienta a gusto

Arme una masa con la harina sazonada, el huevo y el queso rallado. Déjela descansar. Siga los pasos anteriores.
Precaliente horno a 350ºF. Sofríalos a un molde para horno para gratinarlos con queso por 10 minutos. Sirva con su salsa favorita y queso.

Tags: ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.