Carta para Santa Claus: “Quiero dicha, quiero amor, quiero paz … eeehmmm … ¡quiero galletas!”

Si claro, sin duda alguna, no es que lo discuta, será la estación de compartir, de la dicha, de las luces, y de todo lo que quieran, pero para mí ¡es la estación de hornear!

Es la estación del despertar de los aromas y las esencias que arropan el alma.

No tengo muchas respuestas al “por qué”, si me preguntan por qué.

Lo veo como una tarea manual con un destino espiritual.

Y cuando digo espiritual no me refiero a religiones, sino al alma, al espíritu.

La tarea de horneo es curativa, lo conecta a uno con lo más íntimo y tal vez, me animaría a decir, con el niño interno de uno.

También lo veo como un proceso de meditación activa, de estimulación creativa y emocional.

Además, valga decir, que los productos horneados en casa no tienen ni punto de comparación con los comercializados y comprados afuera.

Los amantes de la pastelería no tienen que ser por ende cocineros. Muchos que aman cocinar no les gusta la pastelería y vice versa. Sucede que la pastelería requiere de un gran entendimiento de la química de los ingredientes usados, y técnica, y conlleva más reglas que la cocina.

La cocina le da más libertad de poner “aquí y allá, esto y aquello” —lo que la pastelería no le da.

Todo primerizo de la pastelería, tarde o temprano, tropezó alguna vez llenándose la cara de crema.

Pero la pastelería es como la vida, no existen los fracasos sino las lecciones.

Cuando uno falla, aprende en qué cantidad, elemento o técnica falló y qué debe mejorar; y cuando todo funciona, es magnífico. La rueda de la física y de la química hacen clic perfecto.

La clave está en seguir la receta con cuidado.

Algunos consejos que nunca están demás:

  • Siempre organízese colocando todos los ingredientes de la receta en el mostrador antes de empezar.
  • Asegúrese que todo lo que sea mantequilla, queso, huevos estén a temperatura ambiente.
  • Si la receta lo pide, tamice la harina.
  • Precaliente el horno como primera medida.
  • El chocolate siempre debe ser derretido de la manera más lenta posible y evitar el contacto directo con el calor. Use una espátula de madera o de goma para revolver el chocolate.
  • El papel ideal para hornear es el de pastelería, que también sirve como papel regalo si fuera a obsequiar sus horneados a familiares y amigos.
  • O bien puede usar para el mismo fin el papel celofán y acompañarlo con cintas coloridas, en cajas especiales que puede encontrar en tiendas de artesanías.
  • Si la receta le pide almendras sin piel, las puede comprar sin piel o pasarlas por agua hirviendo, sáquelas, páselas por agua fría y apriételas entre los dedos para removerles la piel.

¡A prender el horno!

Chocolate Chai Cookies

Ingredientes:

Rinde aprox. 42

  • 2 oz. chocolate amargo
  • 2 oz. chocolate semiamargo
  • 1 barra mantequilla
  • 1/2 cda. café ‘espresso’ instántaneo (evite el granular)
  • 3 huevos
  • 1 taza azúcar granulada
  • 2 1/2 cdas. harina tamizada sin blanquear
  • 1/2 cdta. clavo de olor
  • 1/2 cdta. canela en polvo
  • 1/2 cdta. cardamomo
  • 1/4 cdta. jengibre
  • 1/4 cdta. nuez moscada
  • 1/8 cdta. pimienta negra (opc.)
  • 1 taza de azúcar impalpable tamizada
  • 1 cdta. esencia de vainilla (opc.)

Precaliente el horno a 350ºF.

Prepare una bandeja para hornear galletas con papel de pastelería con mantequilla.

En una olla doble, derrita el chocolate. Agregue la mantequilla. Revuelva con espátula de madera o de goma. Agregue el café.

En un bol bata los huevos, luego agregue el azúcar. Bata bien hasta que esté todo bien uniformemente mezclado.

En otro bol, mezcle la harina con las especias. Luego, en forma de lluvia, vaya agregando de a poco la harina a los huevos y mezclando hasta que todo esté bien unido.

Una vez que tenga esta mezcla, agarre el chocolate y con la batidora eléctrica en baja velocidad, vaya batiendo mientras agrega el chocolate a la mezcla de la harina. Arme bolitas con la masa y páselas por el azúcar impalpable. Cóloquelas a dos pulgadas de separación cada una.

Hornee por 15 minutos. Deje enfriar antes de servir.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.