Si usted es de los paladares exigentes que al abrir una botella de vino no le apetece y decide ponerla a un costado para luego cocinar, aquí le daré un par de ideitas para usar lo que ya haya apilado.

En mi caso, las guardo en la heladera, así llegada la oportunidad las utilizo en alguna salsa o para dar un toque extra en algún sofrito sencillito de vegetales.

Al usarlos en comida, lo que sucede es que al entrar en contacto con la alta temperatura, el alcohol se extingue y solamente queda el sabor puro, el toque esencial —o más bien sublime del vino.

Sin embargo, no solamente en platos de comida se pueden aplicar los restos de sus botellas vino, sino también en postres.

En tema postres, digamos —sin entrar en detalles— que soy un tanto extra exigente … pero cuando el flan se confabula con un Malbec no hay mucha matemática que hacer, la fórmula es perfecta.

Además, en este plan de seducción que agrega el Malbec, hallará simpleza y versatilidad.

Pero cuidado, solamente un detalle deberá tener en cuenta para entrar al mágico reinado de los taninos transformados: reducir el Malbec a punto de azucarado, por llamarlo de una manera, para agregar color, profundidad y sabor para el postre y las frutas que usará como guarnición: ¡moras, fresas, y arándanos! … El trío de la perdición a la eternidad, como le llamo yo.

En tema vinos a utilizar, utilice uno con personalidad y definición, como un Malbec combinado con un blanco como el Viognier, rico en cuerpo y sabor, le acaparará los sentidos.

Flan al vino y fresas

Ingredientes:

  • 1 litro de leche
  • 10 huevos
  • 1 libra azúcar
  • 7 onzas vino Malbec, reducido
  • moras, fresas y arándanos
  • 5 onzas de vino blanco Viognier o en ese estilo
  • mantequilla sin sal

En una olla grande coloque la leche y deje que alcance el hervor.

En un bol, bata los huevos con 7 onzas del azúcar. Luego, mezcle de a poco a ésta la reducción de vino.

Utilice el azúcar restante para hacer el caramelo para el flan —puede hacer un flan grande o flancitos individuales en cuyo caso deberá usar ‘ramekins’. Coloque el azúcar restante en un molde de flan sobre fuego bajo hasta que esté derretida y cubra todos los costados con el caramelo.

Vierta la mezcla del flan sobre el caramelo y coloque a baño de María en el horno a 325ºF por 45 minutos.

Mientras tanto, en una sartencita caliente, coloque un poco de mantequilla, coloque las frutas con un poco de azúcar para sofreírlas rápidamente, y vierta el vino en el pan (deglaze) para formar una salsita. Sirva con el flan y frutas.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.