Quienes sufren de sinusitis crónica con frecuencia, muchas veces terminan dándose cuenta que hay algo más que el clima: alergia al gluten.

El gluten es un tipo de proteína que se encuentra de forma natural en pastas, panes, cereales, alimentos horneados, además de ser agregado a muchas comidas procesadas.

Cuando el gluten no es digerido de forma adecuada es cuando causa inflamaciones serias al cuerpo.

De acuerdo con un estudio publicado por los Archivos de Medicina Interna en el 2003, más de 2 millones de personas en los Estados Unidos sufren de insuficiencia celíaca, un tipo de intolerancia al gluten que daña el intestino pequeño y previene que los alimentos sean absorbidos de forma adecuada. Investigadores estiman que un 10 por ciento de la población de los Estados Unidos (30 millones de personas) sufren de intolerancia al gluten.

La enfermedad celíaca y la intolerancia al gluten se asocian con más de 200 problemas de salud, entre ellos: dolor crónico del abdomen, fatiga, enfermedades del sistema inmunológico, fatiga crónica, ataques de migraña, infecciones de sinusitis, depresión y fibromialgia.

Con el acceso que existe a la información actual, cada vez más gente experimenta con eliminar el gluten de sus dietas.

Sin embargo, para aquellos que no sufren de intolerancia al gluten, no existe evidencia científica aún de que sea malo para la salud.

Si sospechara de sufrir intolerancia al gluten, experimente con otras alternativas como el trigo.

Y aunque el trigo no es la única salida para los que no pueden consumir gluten. También hallará que puede consumir mijo, el cual tiene un alto contenido de magnesio y potasio.

Entre otras maravillas de la naturaleza, encontrará la quinoa, llena de proteína, hierro y calcio, vitaminas B, caroteno y fitonutrientes.

Hace unos 10 años, poco había disponible para quienes sufrían de insuficiencia celíaca e intolerancia al gluten. Ya fuera en materia de información y en elementos.

En la actualidad, la variedad está al alcance de todos y la hace deliciosa aún para quienes no necesitan dejar el gluten de lado. Claro que el sabor y la textura cambiarán.

En muchos casos, de hecho, las harinas sin gluten pueden llegar a mejorar los horneados. Cuando la harina se bate demasiado que hace que se estiren demasiado las propiedades químicas del gluten resultando luego en que la textura de la masa termine muy dura.

Alternativas para el gluten:

Amaranth: es una semilla, se puede cocinar entera o usar como harina.

Trigo Negro: se puede cocinar como el arroz; comprar la harina del trigo negro para hornear o hacer panqueques.

Maíz: úselo directamente de la mazorca, en ensaladas, cocinado, como harina de maíz, o como polenta.

Mijo: un grano suave que puede ser consumido en el desayuno, o como una alternativa al arroz.

Avena: arrollada o no, alta en proteína siempre y cuando el empaque diga que ‘sin gluten’. Además de ser Excelentes para el desayuno, lo son también para hornear productos.

Quinoa: es una semilla conocida por su alto contenido de proteína. Se puede usar como cereal caliente, mezclar en las ensaladas, o usar en un ‘pilaf’. También se puede moler para hacer harina y de allí pastas y panes.

Arroz: tanto basmati, blanco, integral, de grano largo o corto, todos son sin gluten.

Sorgo: también conocido como el milo, es el tercer grano más cosechado en el mundo. El sorgo entero es blando y un buen substituto en diversos platos para el bulgur de trigo.

Harina para las harinas de gluten:

Mezcle las proporciones de las siguientes harinas en cualquier receta y hará maravillas.
Mantenga la mezcla en la heladera y úsela a temperatura ambiente.

Ingredientes:

  • 1 1/2 tazas harina de sorgo
  • 1 1/2 tazas almidón de papa
  • 1 taza harina de tapioca

Agregue todos los ingredientes en un bol, mezcle bien. coloque en un envase hermético y ponga en la heladera.

Galletas de almendras y chai

Ingredientes

  • 1/2 taza mantequilla sin sal, temperatura ambiente
  • 1 taza azúcar granulada
  • 1 cda. azúcar negra liviana compacta
  • 1 huevo grande
  • 2 cdta. esencia extracto vainilla
  • 1 cdta. esencia extracto almendra
  • 2 tazas de la mezcla de harina sin gluten
  • 1 cdta. de ‘xantham gum’ (éste es un carbohidrato natural que agrega volumen y viscosidad a las galletas, panes y otros horneados para los que son alérgicos al gluten)
  • 3/4 cdta. pimienta de Jamaica en polvo
  • 3/4 cdta. cardamomo en polvo
  • 1/2 cdta. canela en polvo
  • 1/2 cdta. polvo para hornear
  • 1/2 cdta. sal marina o kosher
  • 1/2 taza almendras tostadas, picadas

Precaliente el horno a 375 °F. Prepare dos moldes para galletitas y colóqueles papel de pastelería. Deje aparte. En un bol grande mezcle bien la mantequilla con las azúcares.

Agregue el huevo. Agregue los extractos.

En otro bol mezcle todos los elementos secos, menos las almendras.

Agregue la mezcla húmeda. Mezcle bien. Agregue las almendras.

Con las manos húmedas, forme una cucharada de masa y colóquela en el molde. Coloque 12 pelotitas a dos pulgadas de distancia.

Coloque un molde en el estante inferior del horno, y el otro en el superior del horno ya caliente.

Hornee por 12-15 minutos rotando las bandejas a mitad del horneado.

Deje que las galletitas se enfríen unos cinco minutos antes de servir.

4 Responses to “Sufrir de alergia al gluten no significa privarse”

  1. Hola, gusto de escribirles y de encontrar apoyo, para los problemas de salud, qué uno tiene,
    He sido intolerante a la lactosa, desgraciadaménte, no lo supe hasta los cuarenta anos, ya qué mi hija, comenzó a sentirse mal, despúes de beber leche le dolía la guatita.
    Le diagnosticaron intolerancia a la lactosa.
    Comenzó a tomar leche de soya, más adelanta surgio la lechs si lactosa y así, comenzó a sentirse mejor.
    Yo también tomo leche sin lactosa, pero hace ya tiempo, qué me dá diarrea, tengo fibromialgi.
    Me han hecho diferentes examenes.
    Hace algunos dias dejé de comer pan de trigo y me he sentido mejor.
    Gracias.
    Otilia

    • Fernanda dice:

      Hola Otilia,

      Gracias por su correo!
      Creo que, si escuchamos con atención, nuestro cuerpo siempre nos dará señales y comunicará qué es lo que no funciona bien o qué es lo que debemos o no debemos consumir.
      Gracias a los avances actuales, tenemos a nuestra disposición una gran variedad de alimentos de acuerdo a las necesidades y peculiaridades de nuestro cuerpo.
      Gracias por escribir y estar al tanto!

      Un abrazo y buena salud!
      Fernanda

  2. Encuéntro, qué está muy bién.
    Yo he empezado a investigar sobre esta enfermedad, qué conocí a travez de una amiga qué tiene los mismos símtomas qué y le diagnosticaron el problema.
    Además desde que dejé de comer pan de harina de trigo. me he sentido mucho mejor.
    Gracias por vuestra página.
    Otilia

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.