Paso 1: coloque los trozos de piñas en un frasco de tapa hermética.

Paso 1: coloque los trozos de piñas en un frasco de tapa hermética.


Mi cocina es algo así como mi laboratorio, un lugar de experimentación y creación, y por qué no — de recreación.

Además de recetas, experimento también con tragos.

Con lo último que jugué fue con infusiones de vodka.

Para ser justa, me encanta todo lo que sean infusiones ya sean de vinagre, aceite o alcohol.

Las infusiones enseñan paciencia, y ayudan a desarrollar técnica y creatividad.

¿Por qué vodka? Porque probé una infusión de vodka de piña en una cadena de restaurantes en Palm Beach Gardens que me encantó, lo que me llevó a entusiasmarme y a experimentar cómo hacerla.

Paso2: sacuda a diario.

Paso 2: sacuda a diario.


Dicen que la curiosidad mató al gato, en este caso a la gata, y con resultados espléndidos, porque no paré hasta lograr el punto justo y atrevido de este coctel tan sensual y atrapador. Así fue que me lancé con mi felina curiosidad a mi cocina (o laboratorio) a experimentar diferentes variedades.

Por otro lado, el vodka es una de las pocas bebidas alcohólicas que no me dan dolor de cabeza. Es lo que se llama una “bebida limpia”.

Las infusiones de vodka se pueden hacer de casi cualquier fruta o fruto, y como es fuerte, casi áspero y agrio, combina muy bien con lo dulce. Además funcionan como el regalo perfecto, para papá o para cualquier ocasión donde desee quedar original y sofisticado.

Por ejemplo, las infusiones de pepino y vodka son sumamente refrescantes y suaves para el verano. Y si se anima a saltar al otro extremo, puede hacer infusiones como las de jalapeño, chile habanero y serrano.

Combinar estas tres bombas palatines con granos de pimienta para una ocasión especial, o bien hacerlas por separado.

A mitad de camino, hallará el balance, la del paraíso dulce y tropical, como las infusiones con piña, arándanos, melón, granada, sandía, naranja, pomelo, limón (no tan dulce, pero con mucha definición y personalidad) y frambuesa. O con el que desee experimentar su infusión.

Paso 3: filtre la infusión final hasta que quede limpia de pulpa a la botella original.

Paso 3: filtre la infusión final hasta que quede limpia de pulpa a la botella original.


Para lograr el éxito de una infusión no se trata sólo de pelar y cortar la fruta y sumergirla en el vodka. Hay que tener en cuenta ciertos puntos:

  • Cuánto más fuerte sea el sabor del fruto o la fruta —como el limón—menos tiempo necesitará asentarse la infusión (uno ó dos días); pero si el sabor es suave, como la frambuesa o la piña, necesitará una ó dos semanas para que el sabor se asiente (no deje que se pase de dos semanas). Pero eso depende de cada paladar, y de la IV que haga. Además, les recomiendo que pruebe la infusión cada día y la sacuda suavemente.
  • Use una jarra amplia y limpia de por lo menos 1,5 litros de capacidad con tapa de cierre hermético.
  • Use vodka de buena calidad.
  • Comience con una botella de 750 ml o 1 litro de vodka de buena calidad y use lo que haya elegido como infusión.
  • Necesitará estopilla para filtrar la infusión. Si usa filtros de café, use doble para que no se rompan.
  • Deje que la infusión haga lo suyo en un lugar oscuro sin que le dé la luz del sol.
  • Guarde la botella original, así filtra allí el resultado final de la infusión y la da como regalo con etiqueta personalizada.
  • A mí me gusta agregarle algo de azúcar a la infusión durante su proceso, pero eso depende de cada uno, puede hacerlo o no.
  • Si tuviera lugar en la heladera, una vez lograda la infusión, colóquela allí para conservar los sabores por más tiempo.

Aquí encontrará recetas de dos ejemplos de infusiones. La primera es mi favorita y recomiendo para regalar. La otra es una alternativa en caso que no desee una infusión dulce, o desee preparar colores y sabores distintos.

Infusiones de vodka

Ray Graham/La Palma

Ray Graham/La Palma

Mi IV -infusión de vodka- de piña

  • 1 1/4 piña en trozos
  • 750 ml-1 lt. de vodka de primera calidad
  • Almíbar simple (agua y azúcar), a gusto
  • Hielo

Equipo adicional

  • Jarro hermético
  • Filtros de café o estopilla

Coloque las rodajas en el frasco hermético y cúbralo con vodka.

Cierre y sacuda.

Coloque el frasco fuera de la luz del sol, en un lugar oscuro por una semana.

Sacuda suavemente a diario y pruebe para ver si ha llegado al grado de su preferencia, tal vez sea menos de una semana. No deje que la infusión se pase de dos semanas.

Cuele la infusión usando filtro doble de café o estopilla pasando el resultado final a la botella original. Cierre bien. Al servir use piña fresca. Córtela y pásela a una licuadora con un poco de la infusión final, y pulse ‘licuado’ para lograr una textura bien suave. Pase a una coctelera con hielo y almíbar simple. Sacuda bien.

Pruebe para ver si el sabor necesita ser ajustado. Si así fuera, agregue más almíbar –agua y azúcar.

Sirva en copas frías de martini.

IV de pomelo:

  • 1 pomelo rosado grande, en rodajas sin pelar
  • 750 ml – 1 lt de vodka de buena calidad
  • Almíbar simple-opcional, a gusto
  • Hielo

Coloque las rodajas en el frasco hermético y cúbralo con vodka. Cierre y sacuda. Coloque el frasco en un lugar oscuro por una semana. Sacuda a diario y pruebe para ver si ha llegado al grado de su preferencia, tal vez sea menos de una semana. Recuerde: no deje que se pase de dos semanas. Cuele la infusión usando filtro doble de café o estopilla pasándolo a la botella original.

Cierre bien. Refrigere y sirva con rodajas frescas de pomelo o tiritas finitas de cáscara de pomelo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.